Concurso adaptaciones (Ramya)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Concurso adaptaciones (Ramya)

Mensaje por Khione el Lun 23 Mayo 2016, 00:06

Mat ja re... Mat ja.
No te vayas... Por favor, no te vayas...

Oculta en su reino de oscuridad y crueldad, la bestia esperaba que los demonios que la mantenían recluída bajo esas paredes, apareciesen para atormentarla una vez más. Maldita ella había sido, años atrás, producto de una falta de la que jamás había sido culpable y ahora debía aguardar paciente por un fin que parecía no llegar. Lo anhelaba... Solo los dioses conocían cuanto deseaba que el fin de sus días llegase, que su debilitado cuerpo no podía más. Pero tal deseo jamás era cumplido y su sufrimiento seguía a manos de sus carceleros, quienes disfrutaban verla destrozar cada criatura que ponían ante ella. Puesto, aunque lo negase, era eso lo que era: una bestia, un animal creado para destruir. Cerrando su mirada de tinieblas, la bestia se acurrucó contra el frío suelo y suspiró, escuchando las conocidas pisadas al final del pasillo hacia su reino. Aquellas que avecinaban la llegada de los demonios a su hogar. Inmóvil se mantuvo en su lugar a la espera de que las puertas se abriesen y la tenue luz del corredor dibujara la figura de su captor. Aún cuando las palabras llegaron a sus oídos, la bestia no hizo intento de responder a ellas. Solo que el frío sonido de un cuerpo cayendo contra el duro suelo, la obligó a elevar sus ojos negros hacia el exacto lugar donde el objeto había caído.

Un menudo y tembloroso cuerpo yacía frente a ella cubierto apenas por una raída camisola. El demonio, esbozando una sonrisa cruel, pronunció unas últimas palabras antes de abandonar a la bestia con su sacrificio. Con su alimento... El monstruo de oscuras orbes se levantó lentamente, estirando sus músculos y abriendo sus fauces al carne fresca servida ante ella. El hambre que la embargaba era tan cegadora, que no sintió cómo sus piernas la llevaron hacia la desvalida criatura. Dispuesta a desgarrar aquella pequeña figura para saciar su hambre. Sus dedos se curvaron en garras, en el momento en que en su boca se condensaba un gruñido gutural elevó su brazo en un zarpazo letal... cuando el grito lastimero de la niña la sacó de su trance.

Escondida en su castillo, la bestia aguardará por alguien que trate de romper su hechizo. Siempre


You'll never walk alone
Khione
Admin
avatar
Mensajes :
341

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.